Escalada deportiva en Chile despues de 20 años


La escalada deportiva en roca de Chile tendrá no más de 20 años y su crecimiento ha sido bastante disparejo en estos años.
Comienza en los años 90 con un par de zonas que son altamente explotadas constituidos por El manzano en el Cajón de Maipo, y piedra rajada en sector aledaño a San Carlos de Apoquindo o conocido tambien por Los Dominicos. Dichos sectores serán la única opción por más de 5 años para satisfacer la demanda pequeña pero creciente de escaladores de la zona central.
La aparición de muros artificiales como serán los extintos muros del Omnium, Educares y el aun muro del colegio Francisco de Miranda, dan paso a poder practicar el deporte de forma mas continua y la creación de un circuito de competencias.



La competencia es clave en la historia de la escalada deportiva, pues a mediados de los 90 una selección chilena de escaladores obtiene muy buenos resultados a nivel panamericano, obteniendo y logrando siempre los mejores puestos por años. Serán muchos de estos competidores y amigos quienes dieron el siguiente gran paso en la escalada deportiva. En la segunda mitad de los años 90 aparece la más grande actual zona de escalada en Chile, “Las Chilcas”.
Las vías aparecen mes a mes, y en 4 años se equipa una zona con un poco menos de un centenar de vías, que será la carta de presentación de la escalada deportiva de dificultad en Chile y la gran atracción para escaladores de Argentina y Brasil que durante este periodo serán visitantes frecuentes de esta zona. Finales de los 90 aparece Chacabuco y junto con esto se produce un freno notorio en la aparición de nuevas vías y zonas.

Comienza el 2000 y la cosa esta lenta, excepto por una que otra vía en el cajo del Maipo que no logran crear “zonas”, la escalada deportiva en roca en lo que se refiere a su expansión a muerto. La competencia no para, pero el apoyo para mandar a deportistas al extranjero se ha perdido, y se hace notar. La selección chilena de escalada ha muerto también.

Pero extrañamente a finales de los 90 comienza una creciente aparición de muros artificiales, tanto de escuelas, universidades como privados.
Principios del 2000 se crea el que serian uno de los más grandes muros de Chile y probablemente de Sudamérica, “Climbing Planet” o conocido al final de su vida (2006) como “K2”. Mediados del 2000, gimnasio el muro y muro del Mall Sport, y Muro de Las Viscachas, completan esta bullante aparición de muros. Las universidades y colegios no se quedan atrás. La universidad de Chile creara el primer muro universitario estatal el año 1994 en la facultad de Medicina, y será el comienzo para que otras facultades y universidades comiencen a construir sus propias ramas y muros, y ya para el 2000 es común ver muros en establecimientos educacionales.

Pero a mediados de la década del 2000 nuevamente se siente en el aire que es necesario equipar nuevas zonas. La roca ya no es suficiente, hay muchos escaladores y tanto muro artificial ha generado que la escalada sea un deporte tan popular como cualquier otro.

Es en la segunda mitad de la primera década del 2000 donde se explotan zonas como “La Mina” casi al fondo del Cajón del Maipo, “Los Manyos” en el sector del Manzano, que rejuvenecen las ganas de que parezcan nuevas zonas. El Sector del “Arrayán” aparece posterior y crece exponencial para en un par de años llegar a ser lo que actualmente se conoce.

Pero es el 2008 donde aparecerá un hito en la historia de la escalada con el primer roctrip Chileno en la cordillera de Talca en el sector de Valle de los Cóndores, donde en una semana se logra crear una zona que tomaba años desarrollarla. En los siguiente años abra más, siendo el último en quebrada Alvarado en el mes de mayo-junio del 2011.

La historia de la escalada deportiva se sigue escribiendo y es notorio que estamos en una situación de expansión y búsqueda de nuevas zonas, y eso solo nos demuestra que el deporte en Chile y con más de 20 años de vida ya esta maduro para crecer y ser conocido como se debe.

1 comentario: